Nadie Desechado

Mente sana y cuerpo sano

Cómo hacer nuevos amigos en una barbacoa

Hacer nuevos amigos no es tarea fácil para muchas personas. Una de las formas más sencillas de hacerlo, es invitar a gente que ya conoces a tu casa y pedirles que se traigan a amigos que no conoces, o a familiares.

Si hay comida de por medio, nadie se resiste a asistir. ¡Y que mejor comida que una barbacoa al aire libre! En esta web tienes buenos consejos para organizar la barbacoa y así ser un anfitrión excepcional.

Cómo hacer nuevos amigos en una barbacoa

El paso de invitar a alguien nuevo que acabas de conocer a tu casa es el más importante. Puedes conocer a todas las personas que quieras, pero si no tomas ninguna acción y no las invitas, la relación no se estrechará ni se fortalecerá.

Esto parece básico, pero es lo que más le cuesta a todas las personas y se quedan justo en este paso. No toman la decisión de pasar al siguiente nivel, y pasar de ser simplemente conocidos, a empezar una relación de amistad.

Si tienes una personalidad tímida, puede que te cueste un poco más invitar a alguien a comer o cenar fuera. Quizás lo mejor sea organizar algo casual e informal, como una fiesta en el jardín, con personas que ya conozcas, todos aquellos que quieres conocer y parte de la familia. Seria perfecto si tienes una barbacoa y haces tu mismo la comida mientras charlas con todos.

Aunque siempre existe la posibilidad de que te rechacen, y da un poco de miedo lanzarse al principio, hay muchas probabilidades de que te digan que si.

Dependiendo de cómo hayas conocido a esa persona, puedes invitarla enseguida, o esperar unas semanas. Por ejemplo, si un amigo tuyo trae a uno de sus amigos para tomaros una copa un día, y pasasteis un buen rato, es totalmente comprensible que vuelvas a quedar con él o ella enseguida, incluso en la misma semana.

Por otro lado, si hay alguien nuevo en tu trabajo, pero sólo has tenido una conversación de vez en cuando con el, puede que sea mejor que esperes un tiempo antes de que te sientas listo para invitarlo.

Una vez que te hayas decidido, y estés en tu casa con esta persona, es importante que no la descuides, que no la dejes de lado y te pongas a hablar con todos menos con él.

Tiene que sentirse integrado y a gusto para que quiera volver a aceptar otra invitación en el futuro, o para que te invite él a su casa.

Ten el detalle de interesarte por él, por lo que le gusta de comida, y si es posible, complácele en sus gustos con la comida o bebida. Son gestos sencillos, pero que marcan una gran diferencia.