Nadie Desechado

Mente sana y cuerpo sano

Diferencias entre la pasta normal y la integral

La pasta es un o de los alimentos que más gustan a la gente. Se puede preparar de mil maneras diferentes y con los ingredientes que quieras. Pero es lo primero que te quitan en las dietas por su alto contenido en hidratos de carbono.

El cambio a la pasta integral puede ser una solución para no dejarlo, pues es más rica en vitaminas, minerales y fibra, y tiene menos calorías. Ambas versiones de pasta se preparan del mismo modo, así que no tendrás que buscar nuevas recetas.

Diferencias entre la pasta normal y la integral

Refinada vs integral

La pasta normal está elaborada con harina de trigo refinada. El proceso de molienda consiste en pelar el grano de su salvado y del germen, lo que le da a la harina una textura más fina, pero también elimina gran parte del contenido nutricional que se encuentra en el salvado.

La pasta integral, también se hace a partir de trigo, pero en esta ocasión se muele la mayor parte del grano, con salvado y germen incluido, cambiando ligeramente el sabor y la textura de la harina, pero sin eliminar todos los nutrientes beneficiosos.

El primer elemento en la lista de ingredientes de una pasta integral tiene que ser "harina integral".

Contenido en fibra

La pasta integral contiene el salvado y el germen del trigo, que aporta fibra. En una porción de pasta integral hay aproximadamente 6,3 gramos de fibra, y sólo 2,5 gramos de fibra en la pasta normal. Se ve que la diferencia es notable. Esta fibra ayuda a notar una sensación de saciedad durante la comida y ayuda a regular el sistema digestivo.

Calorías

La pasta integral, al tardar más en digerirse, gasta más calorías y tiene menos calorías por porción. Una taza de pasta normal tiene aproximadamente 221 calorías, mientras que 1 taza de pasta integral proporciona sólo 174 calorías.

Quizás en una comida no se note demasiado, pero si sustituimos totalmente la pasta normal por la integral, en un mes se reducirá la ingesta de calorías en varios cientos, lo cual es perfecto para las dietas de adelgazamiento.

Vitaminas y minerales

Hemos visto que algunos nutrientes se pierden cuando se separa el grano del salvado y del germen al hacer pasta normal. Esto beneficia a la pasta integral, pues está más llena de minerales como potasio, magnesio y fósforo. También tiene más cantidad de vitaminas: tiamina B, riboflavina, niacina, ácido pantoténico y B-6. Vitaminas indispensables para nuestro cuerpo.

Está claro que la pasta integral es mucho más nutritiva y saludable que la normal. Si quieres hacer una fideuá integral pulsa aquí.