Nadie Desechado

Mente sana y cuerpo sano

Peligros para la salud de cocinar a la parrilla

El mundo de la comida es una ciencia muy complicada. Cada vez se descubren más cosas de los alimentos y de como afectan a nuestro organismo. La gente ya no sabe si un alimento es bueno o es malo, o si un método de cocción es perjudicial o no para su salud.

Se ha especulado mucho acerca de uno de los métodos de cocción más antiguos que hay, la parrilla. Unos dicen que es peligrosa para nuestra salud y otros afirman todo lo contrario.

Peligros para la salud de cocinar a la parrilla

En el nivel más básico, el sabor ahumado y a leña o carbón que tiene un filete asado a la barbacoa no es particularmente bueno. La grasa de la carne al calentarse se funde y gotea sobre las brasas, formando un humo que contiene hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) . Y el exterior carbonizado de la carne (o en el interior, si te gusta que esté muy bien hecho) está lleno de algo llamado aminas heterocíclicas (AHC).

Ambos compuestos se han relacionado en varios estudios como tasas altas de cáncer de colon y están en la lista de compuestos carcinógenos (El HAP desde 1981, y el AHC desde 2005). En 2009, otro estudio demostró que quienes preferían su carne muy hecha, tenían un 60% más de probabilidades de tener cáncer de páncreas que quienes querían su carne poco hecha o al punto (o no comían carne).

Aunque no se ha determinado en qué cantidades estas sustancias químicas se convierten en cancerígenas, lo cierto es que los datos y las advertencias están ahí, y no las debemos de dejar de lado.

Se pueden tomar medidas por nuestra parte, como cortar las partes que están carbonizadas o cortando la grasa visible para evitar el goteo. También se puede poner papel de aluminio debajo de la carne para recoger el jugo, o utilizar un sistema de cocción de dos zonas en una parrilla de carbón para asar sobre fuego indirecto.

Y aunque hay muchas formas de evitar los efectos potencialmente dañinos de asar a la parrilla, una cosa es bastante clara: las barbacoas de carbón son peores para el medio ambiente que las de gas propano.

La huella de carbono en una parrilla de carbón es tres veces mayor que la de una parrilla de gas, durante la vida útil de las barbacoas.

Esto también influye en la salud, pues con una parrilla de gas no hay goteo de la grasa y no hay humo, por tanto, si vas a comprar una barbacoa, te recomiendo que sea de gas. Puedes encontrar muchos modelos, tanto de las barbacoas de gas como de las de carbón, en la web http://todobarbacoa.es.